jueves, 18 de noviembre de 2010

LA CONFESION: ¿Cuantas cosas son necesarias para confesarnos?

Para confesarnos bien son necesarias cinco cosas: Examen de Conciencia, contrición de corazón, propósito de enmienda, confesión de boca y satisfacción de obra.
Examen de conciencia: Es recordar todos los pecados cometidos desde la ultima confesión bien hecha.
Contrición de corazón: Es el dolor de los pecados, un sentimiento o pesar sobrenatural de haber ofendido a Dios.
Propósito de Enmienda: Es una firme resolución de no volverá pecar. Tenemos verdadero propósito de la enmienda cuando estamos dispuestos a poner los medios necesarios para evitar el pecado y huir de las ocasiones de pecar.
Confesión de Boca: Debemos confesar todos los pecados mortales, y conviene decir también los veniales.
Los pecados se han de confesar con humildad y sencillez, manifestando los ciertos como ciertos, los dudosos como dudosos, y aquellas circunstancias que aumenten o disminuyan su gravedad.
Hay que confesar el número exacto de pecados mortales cometidos, y si no se recuerda el número aproximado.
El que calla a sabiendas algún pecado mortal comete un grave sacrilegio, y no se le perdonan los pecados confesados.

Satisfacción de Obra: Es  cumplir la penitencia, o sea, rezar las oraciones y hacer las buenas obras que manda el confesor, para satisfacer por la pena temporal los pecados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada